24/07/2018

Exposición múltiple

EN > tips y consejos

 Hoy te vamos a presentar una técnica fotográfica única: la de la exposición múltiple. Esta técnica se consigue normalmente en cámaras analógicas de medio formato, donde tenemos que pasar de forma manual el carrete a la siguiente foto. Sino lo hacemos conseguimos que se realicen dos imágenes en el mismo negativo, a esto se le llama exposición múltiple.  La exposición múltiple tiene muchos usos creativos. Lo cierto es que, sobre todo en el formato analógico tiene mucho que ver con el azar. Un truco es juntar fotografías más vacías (una foto del horizonte por ejemplo) con otras de mayor contenido (un ramo de flores).  Esto es útil porque, el utilizar dos fotos con mucho contenido, hará más complicado el visionado de la imagen al haber muchos elementos en la misma.  Otro truco es utilizar para una de las imágenes el formato horizontal y para otra el vertical, de tal modo que cada una de las imágenes esté en una dirección, lo que dotará de gran dinamismo al resultado final.  Si no te atreves con una cámara de medio formato profesional, existen en el mercado cámaras lomográficas que permiten este efecto (de hecho casi todas sus cámaras lo permiten).  Si tienes alguna cámara de 35 milímetros también puedes hacerlo, pero esto sí será un ejercicio que dejemos totalmente al azar. Tras terminar el carrete de fotos, debemos sacarlo de la cámara (en un cuarto oscuro, claro) y con cuidado, cuando ya este recogido buscar en el interior la pestaña de finalizado del carrete. Una vez la tengamos, debemos estirar de ella y volver a colocarlo y usarlo en nuestra cámara. De este modo habrá sobre exposiciones en todas las imágenes.   Con nuestra cámara digital también podemos hacer algo parecido. Lo que debemos hacer es poner una velocidad bastante baja (10 segundos por ejemplo), cerrar el diafragma, y utilizar el flash, en tres zonas diferentes de la escena que queramos retratar. ¡voila! ¡Tenemos tres fotografías en una!  Y el photoshop también nos permite recurrir a esta técnica tan creativa. Solo tenemos que pegar una fotografía encima de otra y ajustar la opacidad de la fotografía que coloquemos en la parte superior. Además podemos cambiar el modo de fusión de las capas para obtener imágenes más realistas.  ¿Qué, te animas?

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar