11/08/2018

El autorretrato (2)

EN > tips y consejos

 Como os hemos contado en el post anterior, para un buen autorretrato la clave es antes que nada saber con seguridad que imagen queremos dar o que propósito del mismo: si se trata de hacernos una foto en la que simplemente salgamos guapos o queremos investigar más a fondo nuestro ser.

 

A la hora de hacernos una foto donde salir lo mejor posible hay unas cuantas cosas que nos pueden ayudar, ya os hemos comentado el tema del contraluz, un tipo de iluminación que nos beneficia pero no es la única. Una luz suave a tres cuartos puede realzar nuestras facciones. Intentaremos evitar las sombras muy acusadas ya que endurecen el rostro.

 

El flash está permitido siempre y cuando sepamos usarlo de forma adecuada: si lo enfocamos al techo rebotándolo conseguiremos una iluminación uniforme muy favorecedora, pero también podemos arriesgarnos y utilizarlo de forma frontal: los volúmenes se aplanaran pero también las cosas que menos nos gustan pasarán más desapercibidas.

 

Cuida el entorno: si no quieres algo complejo utiliza simplemente una pared en blanco. Si no tienes ninguna disponible plantéate utilizar una sabana cubriendo la pared, realizar el autorretrato en el suelo  o incluso en la cama. Lo importante es que no haya elementos que desentonen.

 

 

El ángulo es muy importante. Como ya os hemos dicho si sabemos cual es nuestro mejor perfil podremos elegirlo para realizar la imagen. Las imágenes tomadas desde abajo no favorecen a nadie, así que si es posible, toma la imagen desde un punto algo elevado: pero no tanto como para que tus facciones se deformen.

 

 Sobreexponer siempre ayuda a tomar imágenes más bonitas. En cuanto a la pose lo mejor es parecer relajado. Si sonríes un truco de modelos es poner la lengua en el paladar: de algún modo esto ayuda a relajar los músculos de la cara y permite tener una mejor expresión facial.

 

 La ropa que lleves también habla mucho de ti. Puede ser sencilla o estrafalaria pero intenta que este relacionada con quien eres. Juega y no te cortes. Si vas a realizar tu autorretrato en una pared floreada ¿por qué no usar también una camisa con este estampado? Sé divertido, creativo y único. No tengas miedo de experimentar.

 

Los retratos de tipo conceptual son sin duda más complejos y dependerán mucho de tu punto de vista sobre la fotografía. Experimentar sería el consejo clave que te podemos dar, y también como no, buscar referentes. Nan Goldin o Francesca Woodman son dos grandes fotógrafas que han trabajado el retrato desde el punto del autoconocimiento personal, y aunque sus obras son muy diferentes, coinciden en este punto. Seguro que echando un vistazo te llenas de inspiración.

 

 ¿Estás preparado para practicarlo?

 

 

 

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar