12/04/2018

Cómo conseguir que tus fotos con niebla transmitan más

EN > tips y consejos

Las fotos con niebla tienen un no sé qué que nos encanta. Pueden ser misteriosas, románticas, terroríficas... Y es que la bruma transforma completamente un paisaje y, si sabemos captarlo y editarlo de forma correcta, conseguiremos que quien mire nuestras imágenes disfrute y comparta con nosotros el sentimiento que queremos transmitir.

Fotos con niebla



No importa cuál sea la escena que queremos capturar, desde una ciudad concurrida y ruidosa hasta el paisaje más apacible se verán completamente diferentes bañados por la niebla, con un toque más profundo. Sin embargo, a pesar de que este fenómeno meteorológico aporta mucho de por sí a la imagen, somos nosotros quienes podemos controlar totalmente su resultado definitivo, con pequeños trucos de edición, cada efecto dará una sensación totalmente diferente.

Por supuesto, si tomas tus fotos en formato raw te será mucho más sencillo editar a posteriori los parámetros de los que vamos a hablarte a continuación.

Contraste

Las fotos de niebla tienen de por sí menos contraste de lo habitual. El contraste es simplemente la diferencia entre la luz y la oscuridad en una imagen. Cuando hay una gran disparidad y las luces son brillantes y las sombras son oscuras, se dice que la foto tiene un alto contraste. Si jugamos con esta función podemos llevarlo al límite, por ejemplo, minimizando el contraste conseguiremos un efecto de gran misterio que puede generar sensación de tranquilidad o inquietud, según la imagen de la que estemos hablando. Son fotos delicadas, con un toque artístico y algo abstracto pues el objeto fotografiado pierde definición. Otro cambio que podemos probar en este caso es el blanco y negro, que puede funcionar bastante bien.

niebla con bajo contraste

 

Si aumentamos el contraste en una fotografía con niebla en la que no buscábamos inicialmente aportar un halo de misterio, podremos conseguir un efecto más natural, como si el fenómeno meteorológico no se interpusiera entre el objeto a fotografiar y nuestro objetivo. Al hacer más brillantes las áreas claras y más profundas las sombras podemos aportar también melancolía a la foto. Pero, en general, al aumentar el contraste conseguiremos un impacto mayor.

Foto de niebla con contraste

 


Colores fríos

Un cambio en la temperatura de color de la imagen supondrá un gran impacto en las sensaciones que genera en quien la observa, sobre todo cuando hablamos de fotos con niebla. Los colores fríos nos transmitirán una sensación agradable pero distante, como de algo etéreo.

Niebla con colores fríos


Colores cálidos

Los tonos cálidos nos aportan un resultado totalmente diferente que dará lugar a sentimientos de cercanía, por ejemplo, si se trata de un paisaje parecerá más acogedor. En general serán fotografías más optimistas y reconfortantes.

Niebla con tonos cálidos



Efecto de cuento

Si aumentamos el brillo de la zona afectada por la niebla conseguiremos un gran cambio que hará que la fotografía parezca irreal, como sacada de un cuento, y desde luego sea mucho más llamativa. Si usamos un filtro radial llevaremos ese efecto a otra dimensión.

Efecto de cuento con la niebla

 

Aunque aquí te damos algunas ideas, por supuesto no hay nada escrito. Experimentar puede ayudarnos a conseguir resultados extraordinarios y, como hemos visto, este tipo de imágenes se prestan mucho a la edición.

Lo importante es que pruebes y elijas lo que mejor te convenga en cada momento y, más importante aún, ¡que disfrutes con el proceso!

 

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar