29/03/2018

Trucos para convertirte en un as de la fotografía nocturna

EN > tips y consejos

Tomar imágenes por la noche no parece fácil y a muchos les resulta totalmente desalentador, al fin y al cabo en fotografía trabajamos con luz y la nocturnidad se caracteriza, precisamente, por la ausencia de ésta. Es por eso que para casi todos supone un reto coger la cámara cuando se ha marchado el sol ya que, o bien pensamos que nuestro equipo no nos permitirá conseguir buenos resultados, o no confiamos en nuestras habilidades.

Fotografía nocturna. Panorámica ciudad

Evidentemente, una cámara buena siempre ayuda a la captación de mejores imágenes pero, como ya comentamos en otras ocasiones, el objetivo es quizá lo más importante. En el caso que nos ocupa algún otro accesorio se convierte también en fundamental: por ejemplo, el trípode.

Tener siempre a mano un trípode de viaje puede ser un gran apoyo para nuestras fotos, más aún cuando hablamos de fotografía nocturna. Lo ideal, en todo caso, si nos disponemos a hacer una sesión, sería llevar con nosotros un trípode lo más estable posible. En caso de no tenerlo, por los motivos que sean podemos utilizar otro tipo de superficies como trípode, por ejemplo, un muro. Éste puede ser también de utilidad para nosotros. Si estamos sentados o apoyados en algo al tomar una fotografía conseguiremos más estabilidad.

Otro accesorio que puede cambiar por completo los resultados de nuestras tomas es el disparador automático o control remoto. Ayudándonos de él conseguiremos eliminar cualquier tipo de movimiento con la presión que ejercemos al apretar el obturador. Hay muchísimos modelos disponibles con o sin cable.

Aparte de esto, como ya hemos adelantado, una lente rápida va a ayudar definitivamente. Como siempre, cuanto más luminosa, mejor.

Y además del material, ¿qué otras cosas nos conviene conocer para hacer fotografías nocturnas espectaculares? Pues es imprescindible pensar que, a pesar de que no contemos con la ayuda de la luz natural (excepto la que nos aporta la luna), toda fuente de luz artificial puede ser foco de nuestra imagen. Sobra decir que siempre llaman la atención los senderos de luz que dejan los coches por la noche cuando los captamos con exposiciones largas.

Fotografía nocturna. Rastros luminosos de los coches.

Los rascacielos, carteles luminosos o cualquier edificio de la ciudad reflejado sobre el agua, produce también efectos maravillosos.

Fotografía nocturna. Edificios reflejados en el agua.

Cuando, por el contrario, lo que buscamos es fotografiar personas, es conveniente huir de las luces de la calle. No son planas y crean sombras muy largas con cuencas oculares de color negro oscuro. En su lugar, preferimos grandes fuentes de luz suave como ventanas con pantallas iluminadas, luces cenitales o incluso letreros de neón.

Si queréis profundizar en técnicas y consejos para hacer foto nocturna, podéis recurrir a este vídeo de Peter McKinnon en el que habla de las diferencias entre la fotografía de día y de noche y nos aporta algunas herramientas para aprovechar la luz de la que disponemos cuando se pone el sol.

¿Tienes ya planes para esta noche? ;-)

 

Fuente imágenes: Pixabay.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar