23/06/2012

Ya es verano

EN > tips y consejos

Ya es verano, el calor lo invade todo, las playas se llenan, las nubes se esconden y salir a la calle sin una botella de agua congelada parece un error que no queremos cometer. Es hora de pensar en que posibilidades fotográficas nos ofrece esta época del año, sacándole el máximo partido y sabiendo de antemano que deberíamos evitar.  Laluz en verano es especial: hay que evitar las horas centrales del día para fotografía de retrato. Primero y más importante, por el calor que a veces puede ser sofocante. Y segundo porque la dirección de la luz, mayormente cenital, provoca antiestéticas sombras.  Sin embargo, esta luz, potente y directa puede ser muy útil para fotografiar edificios y algunos paisajes, además nos ofrece la posibilidad de jugar con los altos contrastes: podemos realizar la medición de la luz en la parte iluminada y oscurecer por completo las zonas en sombra, llevándolas a negro y creando unas imágenes impactantes.   La luz de los atardeceres es especialmente anaranjada, y como hay sabéis hay que echar mano de la temperatura del color para moderar la aberración cromática. Sino tenemos está opción, seguro que podemos encontrar algo parecido: atardecer,luz de día, son opciones referidos a la temperatura del color.  Si vives cerca de la playa probablemente sea uno de los lugares que más frecuentemente visites estos días. No olvides llevar tu cámara: aprovecha las perspectivas donde las olas sean las protagonistas, usa el flash para un efecto increíble, y si te atreves, utiliza una cámara sumergible para fotografías frescas y diferentes.  Pero no hace falta estar en la playa para disfrutar del agua: puedes usar las cámaras sumergibles en muchos lugares diferentes, piscinas, ríos, lagos con resultados igual de impresionantes. Pide a alguien que sea tu modelo submarino. Guardarás esas imágenes como un recuerdo genial para el resto del año.  Si te vas de vacaciones a algún sitio, no olvides coger tu cámara. No hace falta que lleves una cámara profesional: con pequeñas cámaras digitales puedes obtener imágenes fabulosas. Además las cámaras pequeñas son menos intimidantes y te permitirán adentrarte en los lugares y el entorno de una forma más discreta.   Ya que estás, atrévete con el video. La vida en movimiento es un paso más allá. No es necesario hacer videos larguísimos, basta con pequeñas secuencias que puedes convertir a formato GIF para un recuerdo diferente.  Y no te olvides sobretodo de pasarlo muy bien estos meses :)  

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar