12/01/2019

Consejos de encuadre

EN > tips y consejos

A la hora de realizar una fotografía, podría decirse que tenemos tres pilares básicos para que el resultado sea el que deseamos: la luz, el formato y el encuadre. El encuadre es la selección que realizamos de nuestro entorno para convertirla en fotografía, es aquello que introducimos dentro, que elegimos de entre todos los elementos que nuestra vista puede percibir.

Encuadre cenital. Debemos primero saber qué impresión queremos dar a nuestra imagen. El punto de vista que seleccionemos entra dentro del tipo de encuadre que realizaremos. Si estamos por ejemplo, fotografiando a alguien y queremos dar una sensación de grandeza, lo ideal sería realizar una toma desde abajo, de este modo ensalzaremos su figura, pero con cuidado, ya que este tipo de perspectiva no es apta para todos.

Si por el contrario queremos empequeñecer algo, lo ideal es realizar una imagen cenital, desde arriba. Este tipo de imágenes deforman al sujeto, pero sin duda ofrecen el efecto esperado. Este tipo de imágenes deforma sobre todo el cuerpo.

Encuadre frontal. Objetos simétricos

A la hora de seleccionar, debemos tener en cuenta no elegir nunca aquello que un observador objetivo no podrá entender a posteriori en la imagen. Por ejemplo, imaginemos que fotografiamos a una persona con un objeto que debido a nuestra lejanía no va a verse de forma concreta en la foto. Es mejor que entonces cortemos este objeto.

En el momento de realizar la imagen a nosotros siempre nos va a parecer comprensible lo que vemos, pero el consejo es intentar siempre ponerse en el punto de vista de un observador objetivo. Si en la foto alguien se ríe porque le están haciendo cosquillas, esforcémonos porque en nuestro encuadre se entienda la imagen al completo.

La luz, definirá también en algunos momentos el encuadre. Por ejemplo, si estamos haciendo fotografías en un sitio con poca iluminación y el contraluz es la única forma que tenemos de realizar la imagen, deberemos tirarnos al suelo/subirnos a una silla, lo que sea para conseguir ese contraluz. Este es un buen consejo sobre todo, sino tenemos muy claro cómo disparar.

Entrada de iluminación lateral

A la hora de realizar fotos debemos tener en cuenta no introducir demasiados elementos en la imagen. Seleccionar implica escoger un trozo de realidad y hacerla digerible para el observador. Si en una fotografía se observan demasiadas cosas al final el espectador perderá el interés. No hay que sobre saturar de información.

Seleccionar también implica cambiar el significado, dependiendo de lo que elijamos mostrar. Es por ello que debemos pensar que será aquello que entenderá el espectador cuando elijamos un encuadre u otro, ya que las cosas descontextualizadas del momento en el que tomamos la fotografía pueden variar las connotaciones que implican.

Al principio encuadrar es algo costoso, pero con el tiempo se vuelve intuitivo y todas estas cosas se hacen de una forma casi impulsiva. Y como ya sabéis lo mejor para todo esto es practicar, salir a la calle y disfrutar. Hasta pronto.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar