11/10/2018

Cómo cambia nuestra cara tras una, dos y tres copas de vino

EN > fotos

Hay un dicho sobre el vino que asegura que la primera copa sirve para acompañar la comida, la segunda para el amor y la tercera simplemente alimenta el caos. Esta teoría parece confirmarse con las imágenes delfotógrafo brasileño Marcos Alberti, que ha realizado un proyecto en el que nos demuestra cómo cambia nuestro rostro a medida a que nos embriagamos.how-alcohol-affects-people-mood-wine-project-marcos-alberti-12-570768e4c6436__880De acuerdo con este fotógrafo, el proyecto "tres copas de vino" comenzó des pués de una broma con sus amigos que se prolongó durante horas, tiempo en el que sacó fotografías de sus amigos después de tomar una, dos y hasta tres copas de caldo. "La primera fotola tomé justo cuando misinvitados llegaron al estudio con el fin de capturar el estrés de trabajar durante todo el día", explica Alberti. Después, las imágenes ya revelan un estado más tranquilo y calmado, cuando el vino ya empieza a hacer su efecto. La última foto ya nos traslada a un estado de alegría que es incapaz de contener. Las fotos son geniales, no obstante, recordamos desde aquí que el alcohol es malo es exceso y que en necesario beber con responsabilidad.

Etiquetas:

#Inspiración

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar